Estilos de muebles

¿Buscas muebles
con estilo?

Muebles clásicos Muebles vintage Muebles coloniales

Muebles rústicos Muebles nórdicos Muebles modernos Muebles Art Decó

 

Estilos, un poco de historia:

Estilo Industrial Estilo Luis XIV Estilo Luis XV ó Rococó
Estilo Luis XVI Estilo Gustaviano Estilo Victoriano
Estilo Contemporáneo Estilo Moderno Estilo Clásico
Estilo Colonial Estilo Rústico Estilo Provenzal
Estilo Art Decó    



El Estilo Industrial

Cómoda Industrial Factory en ambar-muebles.comEl estilo industrial se vincula a una época muy concreta del siglo XX. Este movimiento nace en los años 20, en pleno auge de las fábricas y zonas industriales como motor de futuro, y se concreta en los años 50, cuando empiezan a aparecer pequeños polígonos industriales en la periferia de las grandes ciudades.

Este estilo empezó a aplicarse en los loft, talleres y antiguas fábricas que empezaban a transformarse en viviendas. Estos nuevos espacios eran amplios y baratos y precisamente por eso, artistas e inmigrantes neoyorkinos empezaron por esa época a inclinarse por ellos. Las fábricas y almacenes en desuso ofrecían muchos metros y luz a raudales, proporcionada por los grandes ventanales y techos translúcidos, con los que habitualemente estaban dotadas. Además se trataba de espacios diáfanos, construidos con materiales toscos y con poco revestimiento, dado que la función inicial de ese espacio era la de servir de producción o almacenamiento. De esa manera, la estética y el cuidado del detalle quedaban un poco de lado.

Actualmente, en las viviendas decoradas con este estilo encontramos una serie de puntos en común que se repiten, en mayor o menor medida en todas ellas: tuberias a la vista, paredes de ladrillo, el techo desnudo, viguería, e incluso la instalación eléctrica sin ocular. Mesa de centro industrial Quest en ambar-muebles.com

Los materiales insignia de este estilo son el hierro y el acero, a los que se suma la madera. Cuanto más desgastados por el paso de los años mejor, tiene que verse usado, antiguo y original.

La madera que se usa es basta y gruesa, sin pulir. Cuando se trata del hierro, el diseño nos recuerda a los últimos años del siglo XIX y principios del XX: ruedas con la estética del ferrocarril o relojes enormes y dentados. Los muebles de líneas rectas nos recuerdan a contenedores y baúles, archivadores y cajoneras para las piezas. La mayoria de estos elementos llevan sobreimpresos números, letras o referencias de ordenación sistemática propias de un almacén.

Entre los diseñadores de mobiliario más reconocidos de este estilo industrial, encontramos a Jérôme Lepert, Xavier Pauchard (con su silla Tolix de 1927), Tomas Kral, Fabio Bertolani, Ppe Heykkop o Philippe Tissot.



El Estilo Luis XIV

Ámbar-Muebles.com Butaca Clásica Enix Oro

Consola Francesa Daniele en ambar-muebles.com

El estilo Luis XIV es un periodo decorativo comprendido entre los siglos XVII y principios del XVIII, coincidiendo con el reinado en Francia de Luis XIV. Destaca en la historia por ser una época brillante y de gran majestuosidad en sus artes decorativas.

Aunque en sus inicios se desarrolló en Italia, fue en la corte de Luis XIV donde alcanzó su máximo esplendor y el mejor ejemplo de ello lo podemos encontrar en el palacio de Versalles. La formalidad y la opulencia son sígnos inequívocos de este estilo.

Se empezó a emplear materiales pesados y muy ricos en ornamentación como el mármol y la plata, se introdujeron otros como el carey, el nácar, el cobre y el bronce, sobre todo en tallas y esculturas.
Los espejos ganan protagonismo decorando paredes y dando amplitud a dormitorios y salones; cuando no, son los tapices de gran tamaño los que decoran las paredes con predominio de los colores favoritos de la época, rojos, verdes y azules. 

Tapiz Luis XIV en ambar-muebles.com El mármol se usa tanto para vestir suelos como decorar cómodas y aparadores, otorgándoles así mayor robustez. Los motivos decorativos se amplian utilizando conchas, hojas de acanto, guirnaldas, trofeos...

El estilo de pata utilizado se desarrolla acorde con el gusto de la época, bien trabajadas y decoradas muchas veces con marquetería, teniendo terminaciones en forma de esfera aplastada, garras de león, pie de peonza...







El Estilo Luis XV ó Estilo Rococó (1.715 - 1774)

Ámbar-Muebles.com Cómoda Luis XV Leire Durante el reinado de Luis XV el Barroco dió paso al más frívolo Rococó caracterizado por las formas asimétricas y recargadas.

A finales del reinado de Luis XIV, se produjo un movimiento que se acercaba a un estilo de decoración más lígero y que habría de ejercer una gran influencia en toda Europa; y que se alejaba de la formalidad y la opulencia del Barroco de Luis XIV, ambas caracteristicas se habían convertido en una marca de su corte.

La "Regencia" o período "Rococó" originario es una época de transición entre el solemne estilo Luis XIV y el maduro Rococó del estilo Luis XV.

El estilo Luis XV era un estilo basado en el placer y los temas y motivos decorativos de la época así lo reflejan: música, pasajes rurales, galanteos ....
El humor era otro de los elementos clave de este estilo. Los motivos incluían elementos de influencia china, turca y "singerie" (Monos con vestimenta humana) la mayoria de las veces para conseguir un efecto cómico.

Las mujeres también eran muy importantes y desempeñaban un papel creciente e importante en la vida social de la época, especialmente la talentosa y ocurrente Madame Pompadour (amante del rey). La influencia de la mujer se reflejaba en un enfoque más íntimo e informal del diseño. Las habitaciones se volvieron más pequeñas, por lo que se necesitaban muebles más pequeños.

El mobiliario de ebanistería de este estilo se caracterizaba por monturas de bronce dorado y finas hojas de madera. Habia nuevas clases de cómodas, incluyendo la "encoignure" (pieza que se acomodaba en un aparador rinconero y se usaba generalmente en parejas) y la "commode en tombeau" ( con 3 cajones uno encima de otro y con patas cortas).

La tapicería y las sillas fueron un capítulo importante para conseguir la total comodidad. Los asientos muy cómodos eran impensables pocos años antes. Los cortesanos y los asiduos asistentes a las reuniones en los salones de la época, podían ahora sentarse cómodamente e incluso reclinarse, a diferencia de la época anterior, en la que el protocolo hacía obligatorio el permanecer de pie. Esta nueva tendencia a favor del lujo y del máximo confort propicia el desarrollo de nuevos diseños de muebles. Las sillas con el respaldo y los asientos de rejilla, se pusieron muy de moda, con brazos o sin brazos. Tenían formas curvilíneas y amplios asientos de gran comodidad. Solían colocarles cojines atados con un lazo y con la forma adecuada para adaptarse al asiento para ofrecer la mayor confortabilidad. Espejo clásico Iseo en ambar-muebles.com

En este periodo los espejos comenzaron a tener un papel muy importante. Además del clásico espejo colocado sobre la chimenea, se incluían espejos de cuerpo entero sobre las consolas. Durante los meses de verano los espejos se utilizaban para ocultar las chimeneas; también se utilizaban en los postigos. Una presencia tan grande de espejos daba a las habitaciones una gran sensación de amplitud y aprovecho al máximo de la luz disponible. Este efecto se podía ver aumentado con candelabros que formaban parte integral del espejo.

Los relojes de pared en bronce dorado y con figuras de "Meissen", así como los tapices con animales de "Ourdry" eran muy populares.



El Estilo Luis XVI

Ámbar-Muebles.com Buro Selena

Este estilo surge en Francia y abarca aproximadamente desde 1760 hasta 1789 (Siglo XVIII). Es uno de los estilos más representativos del movimiento neoclásico. Se origina antes de que el rey Luis XVI empezara a reinar.
También se le conoce en Francia como "el estilo a la griega" pues los descubrimientos de los restos de Pompeya y Hércules junto a las novedades descubiertas en diversas áreas, incluso en el mobiliario, dió impulso al nuevo gusto por la antigüedad clásica. 

La decoración interior y exterior, los edificios, los muebles, los tejidos, las joyas, etc., todo estaba al estilo greco.

Madame Pompadour, o Madame du Berry, favorita de Luis XVI fueron muy importantes para el desarrollo inicial de este estilo. El gusto de ambas por el clasicismo se reflejó mucho en el estilo de esta época. Otro factor decisivo en la transformación del gusto de la sociedad de este periodo fueron las teorías que fomentaban el regreso a la naturaleza, además de la confianza en la razón, lo que explica la predilección por las formas armoniosas.

El estilo Luis XVI contrasta con el estilo Luis XV por su sencillez y mesura, por el rigor en las formas geométricas y rectilíneas tomadas de la arquitectura clásica como el círculo, el óvalo, el rectángulo y el cuadrado principalmente. Se caracteriza por la ligereza de sus formas y sus dimensiones proporcionales y armoniosas, la gracia y la delicadeza propias de la vida social y el confort. Incorpora elementos de la cultura greco romana como frontones, pórticos o columnas.

La decoración es también austera, los adornos son simétricos y la inspiración se encuentra en la naturaleza y los temas de la antigüedad.
Los muebles de líneas rectas llevan detalles ornamentales basados en motivos clásicos como palmas, rosas, coronas de laurel, guirnaldas, esferas, hachones encendidos, etc., siempre cuidando que fuera con medida, sin exageración, generalmente en la parte superior del mueble.

Las mesas de pedestal ovaladas o redondas con encimera de mármol y las cómodas de media luna son muy populares y representativas de este estilo. Ámbar-Muebles.com Cómoda Diana

Las patas de los muebles de formas arqueadas son sustituidas por patas rectas  que imitan las columnas clásicas incorporando canales o el pilar cuadrado de la parte superior.

Los aparadores y los escritorios incorporan cajones ocultos.
Nacen también los muebles vitrinas donde se sustituyen las puertas de los aparadores por vidrios.

Las tapicerías eliminan cualquier elemento sobrecargado, destacando los colores pálidos y pastel y están enmarcadas por medallones o guirnaldas clásicas. Muy importante en este estilo fue el uso de la rejilla tanto en sofás como en sillas o cabeceros.
Se crean nuevos modelos de sillas de respaldo rectangular o en forma de medallón (de forma ovalada).

Las camas las había de dos tipos, unas que son coronadas con un gran dosel (cama a la francesa) y otras (cama a la polaca)  más pequeñas que casi nunca lleva dosel y que va acompañada de dos mesitas de noche. Esta última fue más popular que la francesa.

Las maderas más utilizadas en este periodo fueron el nogal y el haya, aunque se utilizaba el abeto y el roble para los escritorios, la caoba para los marcos y el palisandro y amaranto para los enchapados.



El Estilo Gustaviano

Ámbar-Muebles.com Comoda Vintage Blanca Amineva

El estilo gustaviano debe su nombre al rey Gustavo III de Suecia ( Siglo XVIII), monarca muy ilustrado y al que le interesaban mucho las artes y el pensamiento francés.

Es un estilo basado en el estilo Luis XVI, de líneas sencillas y con motivos tallados de gavillas de trigo, florones y nudos.

Los muebles gustavianos se suelen fabricar con maderas de abedul y pino y como deciamos con motivos decorativos tallados.

Ámbar-Muebles.com Comedor Blanco Sansa Totalmente atemporal, el mueble gustaviano es un mueble en el que su terminación es pintado y que después de pintarlo con muchas capas finas y frotarlas, adquiere un acabado característico efecto laca. Esta técnica la utilizaban los carpinteros suecos desde el renacimiento.

Los muebles son pintados en colores claros y luminosos como el gris perla, verdes agua, azules claros y blanco roto, que aportan sensación de amplitud a los espacios dónde se ubican.

Abarca todo tipo de mobiliario : consolas, cabeceros, mesas de comedor, mesas de salón y mesas auxiliares (la mayoria bajas y con un cajón) y hay que destacar las sillas medallón, las cuales se tapizaban sobre todo en telas de rayas o con cuadros rojos y blancos, verdes y blancos o azules y blancos.

Es un estilo muy fácil de combinar con otros estilos en un mismo ambiente.

El estilo gustaviano es atemporal, es decir que no pasa de moda y es el antecesor del estilo nórdico y escandinavo actual.



El Estilo Victoriano

Ambar-Muebles.com Gabanero Ingles Caoba Glasgow

La reina Victoria ocupó el reino británico en 1837 y reinó hasta 1901. Para la clase media británica, ésta fue una época de gran seguridad en los propios recursos : el hombre hecho a sí mismo se sentía orgulloso de sus logros y utilizaba su casa para exhibir la riqueza obtenida por la industria. La familia ocupaba el primer lugar destacado en la escala de valores victoriana, y el hogar era importante como refugio de bienestar familiar.

El eclecticismo era la nota dominante en los interiores de la casa victoriana. Se mezclaban varios estilos históricos diferentes como el Elizabethan, el Gótico y El Rococó que gozaban de gran popularidad. En general, estos modelos eran interpretados libremente mezclados de forma indiscriminada.

El puritarismo dominante hace que la vivienda victoriana sea el lugar central de la vida familiar y social; en ella la burguesía daba muestas de su nivel de bienestar, por lo que será a la vez acogedora y ostentosa.

El comedor es una habitación fundamental, ya que en ella se comerá y se rezará. A la hora de su decoración, se recurrirá al eclecticismo. Los salones presentarán alfombras, paredes y cortinas de gran riqueza y de gran colorido, a la vez que una gran profusión de objetos y detalles decorativos tales como figuras, lámparas o adornos que llenaban las estancias.

Una habitación desnuda se consideraba de mal gusto y era el salón un escaparate en el que el propietario mostraba a los invitados el exito y riquezas obtenidas. En el hogar se separaban cuidadosamente los espacios públicos de los privados.

La madera más utilizada en esta época era la caoba. Más tarde se pusieron de moda el nogal y el satín. Los muebles son grandes, excesivos y llamativos. Se caracterizan por su tallado a mano con ornamentos y líneas ondulantes.

Ámbar-Muebles.com Mesa Comedor Victoriana Ovalada

Las mesas de comedor eran rectangulares con los extremos cuadrados o redondeados, muy sólidas, con 4 patas torneadas y bulbosas y que se podían ampliar. Había innumerables clases de sillas, siendo típicas las de respaldo con forma de cuchara y la silla reclinatoria.

Las formas redondeadas y abotonadas predominaban en los sofás y sillones.

Las camas son macizas con grandes cabezales y marquesinas. Las cómodas eran altas y tenían un espejo en el remate. Había una gran variedad de mesas y mesitas, cuadradas, ovaladas, de juego etc. También fueron muy populares los escritorios Davenport que eran pequeños y con cajones al lado.
Los muebles del recibidor o vestíbulo adquirieron gran importancia. Eran el sitio ideal para guardar sombreros, bastones y demás complementos.

En la actualidad el estilo victoriano no es tan excesivo como en los tiempos de la Reina Victoria. Las piezas de este estilo son tan distintivas, que con sólo ciertos complementos y muebles, se puede lograr el romanticismo de este estilo, siendo una buena opción para los amantes de los estilos tradicionales e históricos. Como resultado obtenemos un ambiente acogedor y cálido.



El Estilo Contemporáneo

Cómoda doble Ados Ambar-Muebles.com

El estilo contemporáneo es un estilo actual que se caracteriza precisamente por encontrarse entre el estilo de vanguardia y el estilo clásico

Los colores, las piezas o los muebles de estilo contemporáneo pueden encajar perfectamente en cualquier ambiente ya que sus características así nos lo permiten.

Los espacios han de ser amplios, pero muy funcionales, generalmente se utilizan colores claros, o muy oscuros, de hecho la combinación blanco-negro es muy habitual en espacios contemporáneos junto con la gama de colores claros y marrones oscuros. Se trata de espacios poco sobrecargados, con pocos complementos en relación a otros estilos pero con mucho peso dentro de la decoración.

Muchas veces se confunde con el estilo minimalista debido a que en él también abundan los espacios grandes y diáfanos y las tonalidades claras, sin embargo, en el estilo contemporáneo se suelen utilizar piezas de corte clásico y líneas rectas y robustas que para nada tienen que ver con el minimalismo.

Además aunque los espacios sean amplios la distribución de objetos no llega a ser tan escasa como en el minimalismo, sino que en este estilo se potencian los espacios amplios pero a la vez prácticos y funcionales.

La luz es otro punto fuerte dentro del estilo contemporáneo, una buena iluminación se hace necesaria para crear un salón o dormitorio de este estilo.

Los muebles contemporáneos pueden satisfacer cualquiera de nuestras necesidades aunque su nacimiento no esté marcado en una época concreta; para aquellos que todavía no han comprendido qué son los muebles contemporáneos, decirles que es una clase de mobiliario el cual se utiliza en el tiempo actual: puede ser moderno, ornamental, de diversos colores y acabados, pero principalmente es un mueble del presente. p>

La clave del éxito en los muebles contemporáneos radica en la combinación que se haga de los mismos, por ejemplo, si contamos con un sofá marrón de piel, se puede comprar un sillón anaranjado, esta combinación le otorgara un toque de aire fresco; vestir lo muebles contemporáneos con telas claras y neutras.

Modular T.V. Marbella  Ambar- Muebles.com Otra de las ventajas significativas de los muebles contemporáneos radica en la capacidad de adaptación que estos poseen con respecto a las diferentes viviendas; no importa si las mismas son nuevas o poseen varios años, este mobiliario permite colocarse en cualquiera de sus sitios y encajara a la perfección.

Las colecciones contemporáneas nacen del día a día y en ocasiones nunca pasan de moda debido al impacto que han tenido entre los devotos de los muebles, muchos se preguntan cómo nacen dichas colecciones; la respuesta es más sencilla de lo que parece: Los muebles contemporáneos nacen de la forma de vivir, de la moda de las prendas de ropa, de los automóviles, si observamos detenidamente a la gente que transita por las calles, nos damos cuenta de que existen diversas manifestaciones culturales, y esto es lo que condiciona a los fabricantes y diseñadores a la hora de fabricar o diseñar un mueble.



El Estilo Moderno

Ambar-muebles.com Sillon Le Corbusier

El estilo moderno significa lo nuevo, lo reciente, lo actual; lo contrario a lo clásico o tradicional.                
Lo clásico significaría la tradición, mientras que lo moderno significa la innovación. 

Las expresiones "estilo moderno" y "estilo contemporáneo" se utilizan muy a menudo de forma totalmente intercambiable, ya que no se puede poner fecha a cuando empieza lo moderno y cuando termina lo contemporáneo.

Se reserva para el "estilo moderno" un periodo indefinido, que puede ir desde distintos momentos del siglo XIX hasta distintos momentos del siglo XXI. No hay consenso para determinar si es el "estilo moderno" o el "estilo contemporáneo" el que ejemplifican las vanguardias, ni tampoco para determinar si esa diferenciación debe aplicarse a alguna de las sucesivas generaciones de vanguardias: bien las que comienzan antes de la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y se desarrollan en el periodo entre guerras (1918-1939), o bien las que surgen después de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), o incluso las "transvanguardias" de finales del siglo XX, cuando se acuñó el concepto de lo "postmoderno".

Los grandes diseñadores de muebles modernistas se han encargado de escribir la historia del mueble moderno. Han marcado un camino para decirnos que la creación artística no tiene fronteras. Cuando se piensa que es imposible innovar, aparecen los que superan limites y luego brillan por que son auténticos.

Los diseñadores de muebles modernos de últimas generaciones y contempéranos utilizan materiales que durante la época clásica europea no se conocieron. El espectro de productos sintéticos y metales utilizados en la fabricación de muebles modernos, impulsa la aparición continua de nuevos estilos, que han conseguido los diseñadores modernistas, bendecidos con el deseo de crear a costa de lo que sea.

Silla Moderna Tasmania Ambar-Muebles.com

Estilo de la silla modernista

Una particularidad establecida, en la memoria de los diseñadores de muebles modernos y modernistas consiste en la creación de estilos nuevos representados en sillas, o en estructuras para ser sentado. El diseño de una silla moderna puede revolucionar la moda. Tomando como patrón el estilo de ella, se fabrican innumerables objetos que incorporan en si las características singulares de la nueva creación.

Anterior al siglo XX, los artistas que proponían nuevos estilos, tradicionalmente lo desarrollaban en piezas de mobiliario de tamaño mayor, lo que permite definir de mejor forma la aplicación del diseño

Algunos diseñadores famosos : Le Corbusier, Panton, Stark, Jacobsen, Van der Rohe, Pensi, Noguchi, Saarinen, Gray, Arad.



El Estilo Clásico

Cómoda Clásica Carlos IV Ambar-Muebles.com

La historia demuestra que los muebles clásicos, varían de acuerdo a la época durante la cual fueron construidos. Esto significa que los estilos son influidos por aspectos de toda índole, relacionados con el quehacer humano. Entre otros aspectos, se encuentra en primer lugar, la influencia del artista que lo diseña, en segundo lugar lo que impulsa al artista a innovar en la forma.

En Europa, diversos estilos de muebles son identificados utilizando el nombre del rey o reina que estaban en ejercicio durante el periodo que fueron creados.

Igualmente, los monarcas siempre apoyaron económicamente a los artistas, en parte para satisfacer sus deseos de ser incomparables y al mismo tiempo exteriorizar su poder de forma sutil, a través de muebles de estilo y objetos de toda índole y de alto costo. Los materiales utilizados para estos muebles son maderas nobles como la caoba, el cerezo, el nogal, el boj, ebano, etc.; con finas marqueterías de limoncillo, nacar, etc; con detalles y tiradores en bronce; con encimeras de marmol...

Ámbar-Muebles.com Secreter Biedermeier Constance Muchas veces el éxito mayor de un estilo de muebles se daba en forma póstuma a quien lo impulsaba.

Es por todos estos motivos que catalogar al mueble clásico seria complejo y costoso ya que por mueble clásico entendemos  a todos a aquellos que a través del tiempo siguen estando de actualidad. Hay que tener en cuenta que en todos los países y durante todas las épocas se han realizado todo tipo de muebles y en zonas determinadas existen diseños de muebles que por su aceptación y el agrado del público podrían considerarse clásicos en dichas zonas, un ejemplo en España es  el mueble clásico que se realiza en Andalucía en las zonas rurales.

Estos son algunos de los estilos de muebles clásicos más reconocidos:
Luis XV, Luis XVI, Reina Ana, Victoriano, Regencia, Imperio, Chippendale, Isabelino, Bierdemeier, Provenzal, Neoclásico etc.



El Estilo Colonial

Ambar-Muebles.com Zapatero Colonial Borneo

El mueble colonial es el resultado del explosivo cóctel de dos culturas milenarias, Oriente y Occidente.

Dos estilos que se funden en una única pieza culminando en uno, único y espectacular. La sobriedad, la innovación en el diseño, la pureza de líneas y la modernidad que aporta la cultura occidental, aleado con los materiales, técnicas artesanales y acabados exóticos, propios de oriente. Un mestizaje de culturas que vino a deleitarnos con muebles de una estética exquisita.

Estos muebles fueron inicialmente concebidos como piezas de exterior, ya que los materiales de que se componen parecen traídos directamente de la naturaleza, cañas de bambú, algas, mimbre, cuerda, rattan, rafia, maderas exóticas…

Ambar-Muebles.com Hamaca Teca Plegable Cocos

Presentes en las terrazas y jardines de algunas viviendas, durante años pensamos que esos muebles estaban únicamente al alcance de unos pocos privilegiados, que contaban con estos elementos en sus casas.

Pero con el paso del tiempo, este estilo ha ido ganando adeptos día tras día, y es que se trata de piezas con personalidad propia, capaces de transportarnos a países lejanos, misteriosos, paraísos balineses… y se han hecho un hueco en el interior de nuestras viviendas recreando un estilo exótico y relajante, por esa relación que todavía hoy se le concede con la época estival.

A día de hoy, el mueble colonial se representa a través de todo tipo de mobiliario de interior, dormitorios, comedores, salones, recibidores, mueble auxiliar…

Dentro del estilo colonial, el estilo de cada ambiente se inspira en diferentes ámbitos naturales como el mar, la selva, la flora, la fauna… y si nos fijamos bien, reconoceremos en ellos diferentes estilos dentro de uno mismo.

Destacan en la mayoría de los casos una simpleza en las líneas de los muebles, que permite disfrutar en mayor medida de la calidad decorativa que produce el trenzado de estos tejidos o la marcada veta de sus maderas tropicales.

Aunque la oferta aumenta día tras día, este tipo de decoración todavía cuenta con algunos puntos débiles, uno de ellos es el tamaño de sus creaciones. Generalmente se trata de piezas grandes, especialmente las camas, que en ocasiones y en función del diseño, suman a la medida del colchón 25cm por cada lado. Sofás de dimensiones generosas, amplios sillones y mesas de centro… el exterior era generalmente ilimitado, el tamaño de los muebles coloniales para interior, es todavía una faceta por pulir.

Ambar-Muebles.com Mesa de Centro Colonial Romina

Podemos optar por incluir en la decoración de nuestra casa una de estas piezas aunque predomine en ella otro estilo, o decorar íntegramente cualquier estancia. Debemos poner especial atención a los elementos añadidos. Aunque se trata de piezas tan especiales que poco atrezzo necesitan, es aconsejable que los elementos decorativos guarden una directa relación con el estilo de la habitación

Las tallas de madera, cerámicas, figuras de marfil, máscaras, y todos los recuerdos de nuestros viajes por el mundo, serán el complemento perfecto a esta decoración.

En las tapicerías, colchas o cojines, conviene utilizar tejidos frescos y ligeros como el lino o el algodón. Los colores claros, beiges, blancos, grises o amarillentos, y los estampados vegetales o animales potenciarán ese espíritu étnico y natural de los muebles coloniales.

Para las alfombras, las pieles animales aportarán un toque exótico y salvaje que potenciará aún más la estrecha relación que este estilo mantiene con la naturaleza. Podemos conservarlas en su color natural, o teñirlas del color deseado, adaptándose perfectamente a cualquiera que sea el estilo imperante en la vivienda.

Puesto que en sus inicios fueron muebles creados para exterior, conviene al trasladarlos al interior, hacerlo en compañía de una parte del exterior, las plantas, naturales o artificiales, son fundamentales para culminar el estilismo de una estancia exótica.



El Estilo Rústico

Aparador Rústico Constanza Ambar-Muebles.com

Este estilo posee un toque auténtico y único y nos permite una enorme libertad en la composición decorativa. El estilo rústico es una excelente opción si lo que buscamos conseguir es un ambiente relajado y alejado de las modas.

La base de este estilo es volver a lo tradicional y campechano huyendo de las nuevas tendencias decorativas ultramodernas. La base del estilo rústico es acercarnos al estilo del campo. Es importar el estilo de las casas de pueblo a la gran ciudad.

A diferencia de otros estilos, en el rústico la madera utilizada por excelencia es el pino ya que es una madera que nos proporciona un sensación de solidez cómo ninguna otra.

Por supuesto estos muebles deben huir de la nueva tendencia de muebles prefabricados, que son fríos e impersonales. Deben ser muebles únicos, artesanos ya que el estilo rústico es humano y cálido. Cada rincón de nuestro hogar debe inspirar humanidad…historias…¡¡vida!!

Lámpara rústica Palmi Ambar-Muebles.com

Aparte de la madera, el barro y la piedra son elementos también muy acertados. Las fibras naturales son otra excelente alternativa. También la forja puede ser una excelente elección para los cabeceros, lámparas o marcos.

Los tonos adecuados para adornar las estancias deben ser aquellos que nos evoquen la naturaleza, el cielo, la tierra, los árboles,… Por ello,  los marrones, los azules o los verdes son colores ideales. Las vigas de madera (tanto en paredes como en el techo)  barnizadas en colores naturales mate son complementos ideales a la decoración del entorno rústico.

Ambar-Muebles.com Comoda Rustica Moncayo

Las mesas auxiliares influenciadas de las mesas de los años 40 y las alacenas del estilo de las granjas francesas, son dos elementos decorativos muy característicos de este estilo.

En la cocina, los armarios abiertos que dejen al descubierto nuestra vajilla, una gran mesa de pino y sillas cómodas son mobiliarios ideales y representativos del estilo rústico.

En las habitaciones, camas de metal o de hierro forjado son excelentes alternativas a los muebles de madera. Los complementos que reflejen un estilo relajado, campestre y muy influenciado por la vida al aire libre son esenciales para los ambientes rústicos. Lámparas de hierro, alfombras y cortinas de estampado liso, objetos de mimbre, etc.

Es también muy aconsejable, que estos elementos trasmitan antigüedad e historia. 

Cómo hemos dicho antes, el estilo rústico es ante todo una decoración cálida y llena de vida.



El Estilo Provenzal

Ambar-Muebles.com Mesa y sillas Irene

En la región del sur de Francia "La Provence" es dónde nace el estilo provenzal. Los carpinteros locales, realizaban muebles para personas de modesta condición, eliminando la decoración excesiva. Estas piezas que eran versiones de los estilos Luis XV, Luis XVI, estaban realizadas en maderas sólidad de roble,castaño, o árboles frutales. Las camas, alacenas, aparadores, roperos, mesas, sillas, y armarios de este estilo, muestran motivos regionales de esta zona de Francia, " La Provence" , que es de donde le viene el nombre, pero en sus líneas básicas, guardan una gran semejanza con los diseños cortesanos originales de los que fueron copiados.

Por lo general estos muebles vienen con una pátina de colores alegres y añejados que los vuelve muy interesantes y atractivos; también tienen incrustaciones de hierro en forma de asas o manijas, dependiendo del mueble que sea. El estilo provenzal se entiende generalmente como un sinónimo del rústico, aunque el provenzal posee determinados matices que lo hacen más liviano y luminoso.

Frente a los muebles macizos de fuerte peso visual que caracteriza al rústico, el provenzal sugiere piezas más ligeras, pero sin olvidar el toque artesano que define a esta decoración típica de las casas de campo. Se trata de un estilo rústico en el que se combinan alegres y variados colores, estampados florales, muebles de madera, etc, que dan a cada rincón de la casa un aire sofisticado a la vez que acogedor.

Ambar-Muebles.com Dormitorio Arles Al momento de decorar nuestro hogar podemos optar por varios estilos, uno de ellos es el estilo provenzal el cual, como hemos dicho es similar al rústico pero se destaca por su gran luminosidad, creando ambientes frescos y con mucha vida.

Pero sobre todo es un estilo ideal para decorar las casas de campo o de veraneo, ya que este estilo destaca dentro de lo que es la decoración rústica y artesanal.

Hay que tener en cuenta que este estilo debe estar acompañado por algunos elementos que ayudan a crear el ambiente provenzal como son por ejemplo los baúles viejos o arcones, empleados como mesa de living, las mantas de lana en el respaldo de un sofá, los jarrones de cerámica con flores secas, los marcos repujados en metal con fotografías familiares, ropa de cama, almohadones y manteles bordados, colchas caladas, cortinas con estampados floreados etc.



El Estilo Art Decó

Ambar-Muebles.com Mueble Bar Laca Negra Zar

El Art Decó es el estilo que se extendió entre los círculos más elegantes de las décadas de 1920 y 1930. Su nombre deriva del título de la exposición internacional de París de 1925, “Exposition Internationale des Arts Décoratifs”.

El movimiento Art Decó realmente nace en los años 1912 aunque fue interrumpido por el estallido de la guerra y que posteriormente quedó postergado por los problemas económicos de la reconstrucción. Este movimiento fue creado por varios artistas franceses que formaron un colectivo formal dedicado a las artes decorativas de vanguardia. Artistas como Hector Guimard, Eugène Grasset, Raoul Lachenal, Paul Follot, Maurice Dufrene, Emile Decour, Jacques Emile Ruhlmann, Süe y Mare formaron este colectivo y se llamaron a sí mismos “los modernos”.

En esta época también la velocidad era otra obsesión : coches y trenes rápidos y las hazañas de los primeros aviadores, despertaban la imaginación general y producían formas suaves y aerodinámicas.

Gran parte de la producción de mobiliario trascendía por su objetivo funcional, orientándose más bien hacia la búsqueda de efectos artísticos para interiores suntuosos, destinados a una clientela exclusiva.

En los diseños de estos muebles se utilizaban formas geómetricas como el círculo, semicírculo triángulo, octógono y cubo. Se empleaban materiales nobles, trabajos refinados, combinaciones inusuales de color en la marquetería y en las brillantes lacas de diversos colores. Se empleaban contrachapados de maderas raras y nobles provenientes de las colonias. Sobre estas maravillosas superficies, ya de por sí preciosas, bastaba un tirador de marfil, un anillo de bronce, o un hilo de ébano como único adorno. El refinamiento del gusto moderno de la época se manifestaba plenamente.

Ambar-Muebles.com Sillon Acero y piel Estas mismas formas geométricas decoraban los suelos, los tejidos, los tapices y también se encontraban en las lámparas y la vajilla. Otros motivos típicos decorativos son los abanicos, árboles estilizados, flores, fuentes y formas de animales, particularmente ciervos y cabras montesas.

La apariencia como decíamos era lujosa y opulenta, con maderas naturales, cristal, cuero, laca, piel zapa y marfil que resultaba realmente atractiva y producían interés. Los avances de la técnica de trabajar la madera  contrachapada  hicieron posible la fabricación de muebles de contornos y de formas redondeadas. En lugar de los colores apagados y las líneas lánguidas del Art Nouveau, encontramos los naranjas, verdes limón y malvas de los ballets rusos de Diaghilev que causaron furor en París y Londres, y los motivos egipcios inspirados por la apertura de la tumba de Tutankamón en 1922. Otras influencias son el cubismo y el arte maya y azteca de Centroamérica.

La iluminación de la época Art Decó eran lámparas colgantes en forma de bol marmorado  y pendientes de una cadena y las luces murales en forma de abanico. Las lámparas de mesa con pantallas opacas en forma de semiglobo con pies de Perspex y cromo, y con estilizadas figuras femeninas sosteniendo globos o sosteniendo pantallas.

Para crear un ambiente con mobiliario de estilo Art Decó debemos seleccionar muebles de madera clara como el arce, nogal o roble claro. El cromo y el vidrio contribuyen a crear el ambiente deseado. Mesas auxiliares redondas de cromo o vidrio con patas en forma de herradura, y carritos de servicio circulares de los mismos materiales. Los muebles tapizados deben tener el respaldo y lados curvos o bien estar complementados con cojines gruesos y rectangulares.

La iluminación debe incluir apliques murales triangulares en forma de concha y de cuenco en vidrio opaco, así como las lámpara de mesa de cromo redondas y mujeres sosteniendo globos iluminados.

Los espejos deben ser grandes con la parte superior en forma de zigurat o bien los más pequeños y angulares para colgar de una cadena encima de una chimenea o aparador.

¡Suscríbete a nuestro newsletter y serás el primer@ en enterarte de nuestras ofertas, promociones, sorteos y las últimas tendencias en decoración!
¡SUSCRÍBETE YA INTRODUCIENDO TU DIRECCIÓN DE CORREO!