Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.
Búsqueda de blogs

LA SILLA WINDSOR, UN CLÁSICO CON MUCHA HISTORIA

Publicado hace5 años  por

En multitud de ocasiones hemos visto esta silla en blogs de decoración o revistas en las que formaba parte de un ambiente bonito y discreto, pero quizás no nos hemos parado nunca a investigar sobre sus orígenes e historia.

Las 'Sillas Windsor' toman su nombre de la ciudad inglesa de Windsor, donde nacería en el taller de un artesano aproximadamente por el año 1710.

silla-windsor-5

Estas sillas pronto se convertirían en los muebles de jardín más populares del país. El propio rey Jorge II de Inglaterra se enamoró de ellas durante una salida de caza, al refugiarse de la lluvia en una casa de campo. Pronto las haría fabricar para sus jardines en el Castillo de Windsor. Poco a poco su uso se fue extendiendo, poblando posadas, pubs, bibliotecas o residencias privadas.

silla-windsor-3

Años después, alrededor de 1730 los colonos ingleses se las llevaban a las colonias del Nuevo Mundo, fascinados por su diseño simple y su ligereza. Al llegar a Norte América, pese a sus orígenes ingleses, adquirió su mayor popularidad. Los artesanos y fabricantes de muebles simplificaron aún más su diseño eliminando la espina central, uniformizando el respaldo formado por varillas. Aunque en esencia la silla era muy similar, el nuevo modelo contaba con formas más simples, pesaba menos y era más económica.

silla-windsor-2

Esta silla contaba con distintas variaciones o modelos, pero la estructura era la misma: respaldo de varillas sujetas por un marco, apoyado en un asiento, al que se fijaba una base con cuatro patas torneadas o lisas, unidas por un travesaño. La diferencia residía en el tipo de marco que sujetaba las varillas. Los había de muchos tipos, pero predominaban dos sobre el resto: la bow-back (el arco) y la fan-back (el abanico o pieza superior curvada hacia afuera), ambas piezas dobladas al vapor.

silla-windsor-4

También existe el modelo comb-back (una variación de la fan-back con unos ligeros salientes que se curvaban hacia arriba) y el sack-back (muy similar a la bow-back, pero más historiada y con un arco colocado en horizontal que reforzaba la zona media de la espalda), pero eran modelos más antiguos, actualmente, casi en desuso.

silla-windsor-7

Hemos hablado de sus diferencias, pero si algo tenían en común el modelo inglés original y su reinterpretación americana, es que estaban realizadas con madera de excelente calidad (pino, roble y arce). Como cada pieza, normalmente, estaba realizada con un tipo de madera distinta, se apreciaban distintos tonos y vetas. Por eso mismo, no es común encontrarse una Silla Windsor al natural. Lo más normal era pintarlas en tonos verdes o en negro, para uniformizar el color.

silla-windsor-6

Otro dato interesante de este tipo de sillas es que su asiento macizo es especialmente cómodo debido a su vaciado a mano y su sutil inclinación hacia el suelo en su parte trasera. Con ello se reposa mejor la espalda y se levanta ligeramente el ángulo de las piernas, haciéndolas descansar sobre el suelo de manera correcta.

silla-windsor-8

Repasando la historia americana, nos encontramos que estas butacas aparecen en diversos episodios históricos, documentos y famosas pinturas. Un ejemplo muy paradigmático y visual es el de su aparición en pinturas y grabados, que retratan a dos presidentes de los EEUU, Benjamin Franklyn y Thomas Jefferson, redactando y firmando posteriormente la Declaración de Independencia, sentados en una Windsor. Esto es bastante llamativo y más si nos cuentan que el presidente George Washington contaba con 27 sillas Windsor en su casa.

jefferson-franklin-declaracion-independencia

Ante la popularidad alcanzada a mediados del siglo XVIII, se llevó a las colonias una partida de Sillas Windsor salida del puerto de Philadelphia hacia México, el Caribe y La Habana. Los lugares a las que fueron exportadas, las reinventaron y empezaron a producirlas en distintos materiales y en estos casos, sí que se dejaba la madera al desnudo.

silla-windsor

Durante el siglo XIX las técnicas y los modelos fueron evolucionando, y sobre 1850, alcanzó su momento de mayor esplendor, convirtiéndose en un mueble accesible y económico. Estas sillas pasaron a protagonizar los jardines, salones y cocinas de miles de hogares desde la Costa Este a la Oeste.

silla-windsor-1

En el siglo XX, aunque fue modernizada y adaptada a las nuevas modas, su uso entró en declive y casi cayó en el olvido. No ha sido hasta la principios segunda década del siglo XXI (actualmente), cuando con el resurgimiento del uso de muebles clásicos renovados y gracias a la pasión por 'lo vintage' y por 'el mueble con historia', se ha rescatado esta bonita silla clásica. Esta pieza, como muchas otras de su importancia histórica, se ha vuelto a convertir en tendencia después de tantos años.

mesa-de-comedor-rectangular-colonial-windsor-ambiente-ambar-muebles_1

En nuestra tienda online, podrás encontrar varios modelos de la Silla Windsor, los más sencillos, trasladados a varios estilos. Por ejemplo, la 'Silla colonial Windsor', la 'Silla colonial Windsor recta', la 'Silla colonial Balmoral', la 'Silla colonial con barrotes Spartan', la 'Silla Industrial Metal A' y la 'Silla Industrial Metal B'.

Artículos relacionados

Menú

Llámanos

Login

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse