Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.
Búsqueda de blogs

MUEBLES FETICHE QUE NO PASAN DE MODA: LA SILLA BARCELONA DE MIES VAN DER ROHE

Publicado hace7 años  por

Cuando un mueble se convierte en un clásico del diseño, ineludiblemente pasa a formar parte de una especie de 'salón de la fama', en el que son admirados y contemplados como piezas atemporales, objeto de deseo de todos los amantes del diseño y del interiorismo sin excepción.

Por poner un ejemplo, si nos trasladamos al mundo de la moda y de las pasarelas: ¿a quién no le suena haber oído alguna vez que tal actriz, modelo o cantante lleva unos Manolos, un Birkin, una chaqueta Chanel o un trench Burberry? Todas ellas son piezas icónicas en el mundo de la moda. Modelos que en su momento marcaron un hito y que con el tiempo han adquirido solidez en el mercado, convirtiéndose en básicos de temporada y en objetos fetiche entre las adictas a los accesorios de marca.

silla-barcelona-mies-van-der-rohe-dibujo-ambar-muebles

Sucede lo mismo, entonces, con los muebles. Para los amantes del mueble de diseño, estudiantes de las escuelas de interiorismo, diseño y arquitectura, y coleccionistas de piezas de arte decorativo, un clásico del mobiliario moderno de autor como es la Silla Barcelona de Mies Van Der Rohe, es poco menos que una joya con la que adornar su salón o estudio. Diseñada en 1926 por el arquitecto y diseñador alemán Ludwig Mies Van Der Rohe, la Silla Barcelona fue uno de los proyectos más importantes del que fuese director de laescuela Bauhaus entre 1930 y 1933. Esta exquisita pieza de mobiliario fue creada como parte de una colección, formada por ésta, una otomana a conjunto y una mesa de cristal y acero, para amueblar los interiores del Pabellón Alemán de la Exposición Universal de Barcelona del año 1929. Para crear esta línea de producto tan innovadora para su tiempo, contó con la colaboración de su socia y compañera, la diseñadora Lilly Reich.

pabellon-aleman-barcelona-mies-van-der-rohe-silla-ambar-muebles

Este modelo, originalmente conocido como el MR90, fue fabricado en cuero y perfiles tubulares de acero inoxidable muy esbeltos. Aunque fue realizada en 1926 no se dio a conocer al público general hasta su presentación oficial en la ceremonia de inauguración del Pabellón Alemán, pues estaban pensadas para dar asiento y ser estrenadas por los monarcas españoles de la época (Alfonso XIII y Victoria Eugenia de Battenberg) durante el acto.

Por tanto, la presentación de este modelo tuvo uno de los mejores marcos visuales y contextuales posible. El hecho de formar parte de la decoración de un pabellón tan bello y emblemático como el encargado por el canciller alemán para representar a la República de Weimar, hizo que este modelo de cuero abotonado y acero se convirtiera en una de las sillas más deseadas y cotizadas en la época.

silla-barcelona-detalle-pata-firma-ambar-muebles

¿Pero cuál es el secreto del éxito de este asiento tan famoso? Sin duda, el haber sido diseñado por uno de los arquitectos de referencia de la Bauhaus, una de las escuelas de diseño más emblemáticas e influyentes en el panorama artístico del siglo XX. Pero también por su cuidado e innovador diseño, su factura casi al 100% artesanal y por la belleza de sus formas. Creada a partir de tiras de cuero atornilladas y remachadas, utilizadas para soportar el peso del almohadón de una estructura de asiento y respaldo, rellena de espuma de poliuretano y tapizada totalmente en cuero y adornada por botones dobles escondidos.

Este clásico del diseño moderno, actualmente se fabrica bajo la marca Knoll, quien compró la licencia a Mies Van Der Rohe en 1953, incorporó algunas modificaciones y empezó a fabricarla en masa. Las reproducciones originales de esta silla, comercializadas por esta firma de mobiliario estadounidense, llevan incorporadas, a día de hoy, su logotipo y la firma de su autor para garantizar su originalidad. Las reproducciones originales de esta silla en el mercado están a la venta en cantidades que oscilan entre los 3.500 y los 5.500 dólares, dependiendo del material utilizado para fabricar la estructura metálica. De la venta de estas piezas de diseño, Knoll destina una parte de los beneficios de la comercialización de la Silla Barcelona y su otomana al Museo de Arte Moderno de Alemania.

En Ámbar Muebles, disponemos de varios modelos inspirados en esta icónica silla a un precio al alcance del presupuesto de nuestros clientes, sin descuidar la calidad de sus materiales y de su fabricación.

butaca_barcelona_negra_ambar-muebles.com

Artículos relacionados

Menú

Llámanos

Login

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse